Surgimos de los precursores en exigir los derechos humanos en Cuba

El Partido Pro Derechos Humanos de Cuba (PPDHC) se fundó el 20 de julio de 1988. Al principio se pensó como el ala política del Comité Cubano Pro Derechos Humanos (CCPDH) por lo que muchos activistas de aquella época pertenecieron a las dos asociaciones. Por lo tanto, este portal acogerá fraternalmente a cualquier activista del CCPDH que así lo desee. Después el Partido se independizó del Comité por razones que no son el objeto de esta nota, pero uno de los principales fundadores de ambas organizaciones es Ricardo Bofill Pagés.

Seis días después de la fundación del PPDHC el líder del Partido Comunista de Cuba (PCC), el criminal Fidel Castro, en evidente acto de inseguridad, inició la oleada represiva que no cesa. Ese día de 1988, en acto público, Castro trató de descalificar al PPDHC llamándolo despectivamente “partido de bolsillo” al servicio del gobierno estadounidense. Exactamente él dijo: “… que se quiten las ilusiones los que creen que aquí vamos a empezar a permitir partidos de bolsillo…” (ver discurso completo en este enlace). En respuesta a la agresividad oficialista, el proselitismo del PPDHC aumentó su membresía y colectó alrededor de diez mil firmas para exigir la celebración de un plebiscito donde el pueblo de Cuba podría decidir si quería un sistema de gobierno democrático o continuar bajo la opresión del regimen totalitario. La falacia según la cual el PCC gobierna con la aprobación mayoritaria de los cubanos quedó desmontada con esta primera acción del PPDHC por lo que sus integrantes fueron reprimidos inmediata y violentamente con la policía política del totalitarismo. Sin embargo, al ser violados los derechos humanos de los activistas del PPDHC ellos consiguieron prestigio y suficiente fuerza moral como para convertirse en voceros de muchas víctimas del comunismo quienes al revelar la información de sus casos a los integrantes del PPDHC ocasionaron que la denuncia de injusticias pasara a ser una de las principales actividades del Partido Pro Derechos Humanos. Denunciar miles de violaciones de los derechos humanos entre las que destaca el hundimiento del barco 13 de Marzo donde murieron decenas de personas incluyendo niños; llevar a cabo incontables actos de desobediencia civil como las manifestaciones en la Iglesia de Las Mercedes o en la Embajada Rusa en la capital del país, o la protesta en Santa Clara donde activistas casi mueren en huelga de hambre; retar al PCC a competir en una  elección auténtica supervisada por observadores internacionales e imparciales; crear delegaciones en casi todos los municipios del país y dentro de las cárceles; presentar propuestas para resolver los problemas políticos, económicos y sociales de Cuba; proponer que los 30 artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos se incluya en el texto constitucional cubano; potenciar la unidad de todas las organizaciones opositoras y disidentes en el Concilio Cubano (razón por la que el PPDHC fue afiliado a la Fundación Anrdei Sajarov); ayudar a prisioneros politicos y sus familiares haciendo colectas entre la población … son algunas de las acciones por las que el Partido Pro Derechos Humanos es una de las asociaciones más reprimida, espiada y saboteada por la contrainteligencia del gobierno comunista. Pero, a decir verdad, el PPDHC ha sido dañado también por luchas internas originadas por algunos de sus miembros. Varias veces se ha escindido la organización y dos o más partes han luchado por controlar la dirección del partido. Activistas viviendo fuera del país y hasta personas que nunca integraron la asociación han tratado de proclamarse como sus dirigentes.  Esas oscuras páginas de usurpación y demagogia no opacan la obra del PPDHC pero distorsionan la historia del partido y, quizá lo peor, incomunican generaciones de activistas tanto en Cuba como en el destierro. Este sitio en internet se crea precisamente para solucionar esos dos problemas. Aquí podemos revelar la realidad y unirnos para siempre. Quizá se pueda hacer más. Depende de nosotros. No es la primera vez que los del PPDHC rompen todos los pronósticos.

Anuncios